Pantà de Vallvidrera – Cerca de Barcelona – Ideal con niños!

 el Excursiones con niños

Muy buenos Jueves!

Siguiendo nuestro ciclo de excursiones, en la búsqueda de “#sentirlanaturaleza“, hoy os vamos a explicar la excursión que el sábado pasado hicimos La Tribu Maternal al completo y algunos amigos más!

Si te levantas un día festivo, y notas por el ambiente, que no hay parque suficientemente grande, ni suficiente plastilina, ni suficientes puzles ni pinturas, ni suficientes juguetes, ni nada de nada que sea suficiente para quemar esa energía propia de los niños, que tanta alegría nos proporciona bien gestionada, pero tanta tensión nos origina cuando algo se tuerce…..Pantà de Vallvidrera, es una muy buena solución.

Preparad un picnic de lo que sea, coged la mochila, y corred hacia la naturaleza. Esto supera parques, atracciones, plastilinas, puzles y además, los adultos también podemos pasear, sin cansarnos, y visualizar que el mundo es mucho más que móviles y relojes. Que aún existen caminitos con piedras, palos y bichitos….y hasta pantanos cerca de lugares tan urbanitas como Barcelona.

Nosotros salimos desde Barcelona. Fuimos, un poco estresados aún, hasta Plaza Cataluña, donde fuimos a la Estación de los Ferrocarriles de la Generalitat, y nos subimos en la S1 dirección Terrassa, que en 9 paradas te deja en el Baixador de Vallvidrera.

Ya en el vagón, la cosa cambia. De pronto, todos nos sentimos unos exploradores, que vamos de excursión en tren. Esto mola, con 3 años y con 42, para que negarlo. Y con 42 mola mucho también, que el coste sea de un viaje de la zona 1 de la tarifa de TMB.

Una vez bajas en la parada Baixador de Vallvidrera,  ya ves el verde y te chocas con el “#sentirlanaturaleza”. Unos árboles enormes asoman en el aire, y todos nos volvemos muy campestres, libres y empujados hacia un paseo para unos, una gran aventura y excursión para otros.

La única pega de ir al pantano, es que de camino se cruza una carretera. Sí, con su semáforo y paso de peatones, pero una carretera. Pasas la carretera, y empiezas a caminar, aún sobre asfalto, pero un asfalto más campestres. Con casitas a un lado y un parque al otro. Entonces, haces un giro a la derecha…y tachan…llegamos al camino:

Caminito hacia #sentirlanaturaleza

 

Allí, verdaderamente, empieza la excursión “#sentirlanaturaleza“. Empezamos a caminar y/o correr, no hay peligros. Los únicos peligros es tropezar con alguna piedra, pero es difícil, porque nos paramos a mirar cada una de ellas con mucho detenimiento. También hay un pequeño arroyo, el día que fuimos estaba seco, pero con sus arbustos, hojitas, bichitos….cuánto nos gustan los bichitos!

Después de caminar lo que un adulto hace en 2 minutos, pero en familia se hace en 10, pasamos a ver un túnel de una mina….sí, sí….de la Mina Grott. La verdad, es que allí nos paramos y nos imaginamos por donde irían las vagonetas, incluso los hay que imaginan un tren de la bruja, por qué no?

Mina Grott

 

Seguimos avanzando, y retachán: zona de picnic. Hay unas cinco mesas, pero es una zona bonita, con un árbol, rodeada de bosque y hasta una fuente. Si traes mucho picnic…ese es tu sitio. Mesita, abres tuppers y a picotear, mientras los niños exploran la zona, pueden escalar un poquito o reunirse alrededor del árbol y empezar a relajarse, a disfrutar, a reír,  a llorar….lo que sintáis. Y mientras, igual sale algún jabalí merodeando por allí en busca de comida!

Zona Picnic

La mini-tribu y el gran árbol

También después del picnic, o antes, o durante, puedes subir unas escaleras con su estampado de hojas, que te llevan a ver el pantano. Allí hay patos, y curiosamente, muchas tortugas. Pero aunque desde el punto de vista del adulto, te imaginas como llegaron allí dichas tortugas, los niños solamente ven mucha agua y animalitos…..cómo nos gustan los animalitos!

El pantano lo puedes bordear, llegando a tocar el agua, e incluso, los más atrevidos, meter los pies hasta los tobillos en el fango. Solamente un aviso, a veces solamente sale el pié…..y hay que ir a buscar el zapato….os lo decimos por experiencia.

Es una gozada ver como los niños, y algunos adultos también, juegan con palos y piedras, olvidando totalmente la plastilina y los puzles, buscando cuevas que dan forma algunos árboles y arbustos, y creando historias maravillosas, tan maravillosas, que se pasa el tiempo volando.

Escaleras que llevan al pantano

Comenzamos el camino del pantano

Oh! un mirador!

Vista desde la presa

Bordeando el pantano

Atracción caza-zapatos

 

Cuando te das cuenta, hay que volver a casa!!! oohhh, y acabar este post!

Pero no podemos sin desvelaros un pequeño secreto. Nos encontramos una atracción gratuita bestial. Se llama: La pared de la Presa. Qué es? Os dejamos unas fotos, para que cuándo vayáis allí, no os olvidéis de visitarla. Grandes y pequeños, pueden hacer sus pinitos de escalada y descenso en una super-pared-rampa! Está justo detrás de la preciosa Casa del Guarda!

La casa del Guarda

Vamos hacia arriba!

Vamos hacia abajo!

No es una pared pequeña....

 

A continuación os dejamos los datos técnicos para poder llegar, y la información oficial:

http://www.parcnaturalcollserola.cat/pages/el-parc-i-el-panta-de-vallvidrera

 

Comments
  • Raquel
    Responder

    Como mola este sitio!! A la próxima me apunto!

Leave a Comment

0

Empieza a escribir y pulse intro para buscar