El duelo de la lactancia

 el Crecimiento, Crianza respetuosa, Lactancia, Maternidad

Ayer fuí consciente….llevo dos meses de duelo. Dos meses evitando el tema. Dos meses sonriendo y pensando que ha llegado otra etapa.

Realmente llevo un año pensando, un día es que está todo claro, un día no lo está tanto. La edad, la posición económica, la visión de mi familia actual, todo, todo me dice que ya está. Ya no tendré un bebé en mi vida, o no debería tenerlo (sigo de duelo y por tanto, de duda).

Pero sí, ayer salió a la luz. Una cena con amigos, divertida, con buenos amigos. Esos que ves poco, pero que cuando te ves, parece que fue ayer. Mi pareja lo dijo claro: Yolanda está de duelo. Después de seis años y medio dando teta, ahora ya está.

Ariadna no hace teta.

Si, con 4 años y medio, ya no hace teta. Ha sido un destete tan natural que yo no he tenido que ver. Y si lo pienso, ella tampoco. No hay una decisión. Simplemente, ya ni yo doy ni ella pide teta….

Si sumamos que mi primer hijo tiene seis años y medio, y que hice un año y medio de tandem…..que mi hija no haga teta, es para estar de duelo.

Y hoy, sola en casa, es la primera vez que mi hija me encontrará a faltar. Pero no por la teta. Por supuesto tenemos otros vínculos, pero no tan fisiológicos. Se han ido de vacaciones y yo he decidido que me quedaba en casa. Que necesito dos días para mí. Porque ya no hay necesidad. Porque lo quiero disfrutar. Porque hace tiempo que quería poder hacer esto. Pero no quita que estoy de duelo.

No volverán los tiempos de bebé. Porque mi cuerpo ahora pide otras cosas. Porque el sexo también ha cambiado, porque miro a mi pareja de otra forma. Porque mis hijos se van despegando….poco, pero yo lo noto. Ahora es otro vínculo.

Y aunque con la pequeña Ariadna de 4 y medio no se nota tanto, con Genís ya empiezo a temer el día que ese desapego se vuelva en separación. Tema físico, hormonal, lo que sea. Pero tengo prepararme para lo que viene. Lo sé.

Y hoy, sé que estoy de duelo.

Pero sé que podremos, que mi familia y mi entorno me ayudará. Sé que lo haremos lo mejor que sepamos, pero hay que prepararse. Vienen tiempos desconocidos….¡vamos a por ello!

Genís y Ariadna, gracias por crecer. Aunque extrañe a mis bebés y esté de duelo. Os quiero.

Leave a Comment

0

Empieza a escribir y pulse intro para buscar